Lecciones de vida de una sobreviviente de cáncer

Nineth Vásquez «Chatia» es una guatemalteca quien actualmente tiene 33 años y dos hermosos hijos, un niño de 7 años y una niña de 6.

Hace cinco años, cuando ella tenía 28 años, le detectaron cáncer de matriz. Hoy en día es una sobreviviente y una mujer que tiene muy claro su propósito en la vida.

El mundo se desplomo

«Me enteré de que padecía de cáncer hace cinco años. Quedé en shock cuando los médicos me aseguraron que la enfermedad abarcaba más de la mitad de mi matriz. En ese momento solo pensaba en que aún le daba de mamar a mi nena y tenías dos pequeñitos que dependían de mí ¿Qué pasaría con ellos si me pasaba algo?»

nos cuenta Nineth

«Chatia», como la llaman sus amigos y familiares cercanos, se percató de que padecía de cáncer de matriz al realizarse una prueba de Papanicolaou.

«En diciembre del 2017 inicié a sentir dolores fuertes en el vientre, sentía mareos, pero pensé que se debía a mi problema de la tiroides. Cuando los dolores se hicieron frecuentes fue que decidí ir al médico»

La joven madre padecía de un cáncer que abarcaba más del 50% de su matriz. Tras recibir la mala noticia, Nineth solicitó información de cómo podía luchar con esa enfermedad y vivir para ver crecer a sus hijos.

«Los médicos me platicaron del proceso de quimioterapias. En total fueron ocho y me las realizaron una por semana, fue de forma directa, es decir que me inyectaban en la parte baja del ombligo. Fue un programa en donde estábamos 75 personas que padecían diferentes tipos de cáncer. Hoy en día, solo cinco sobrevivimos», comenta.

«Durante las quimioterapias sufrí depresión y ansiedad. Además que el líquido me quemaba por completo, sufría de dolores de cabeza, náuseas. Perdí todo mi pelo, cejas, pestañas. Sin embargo, para que mis hijos no se asustarán decidí usar maquillaje y hasta pestañas postizas». 

Nineth Vásquez recibió quimioterapia por ocho semanas consecutivas y fue después de más de seis meses que supo que había vencido la enfermedad.

Lecciones de esperanza y fortaleza 

«Chatia» enumera cinco lecciones de vida para ti que estás leyendo este artículo:

1. La vida la tenemos prestada. Hoy estamos y mañana no sabemos, así que disfruta de todo lo que hagas y valora a las personas que te rodean.

2. Ten algo o un motivo por el cual debes luchar. Sino lo tienes, búscalo.

3. Para Dios no hay nada imposible. Siempre ten fe.

4. Infórmate sobre las enfermedades congénitas o hereditarias. 

5. Acude a tu chequeo médico anual. La mayoría de cáncer si son detectados a tiempo, puede tratarse y curarse.

«Superar el cáncer de matriz ha sido para mí una inyección de vida. He descubierto que puedo ser una persona fuerte y valiente. He valorado más la vida y con ello, a las personas que me aman»,

agrega Nineth.

Por último Chatia quiso enviar un mensaje a esas personas que hoy en día están luchando contra el cáncer:

«A ti que estás pasando por un proceso en este momento no te des por vencido. Por muy difícil que se ponga la situación recuerda que todo tiene un propósito, eres capaz de mucho más de lo que imaginas. Cree en ti y alimenta tu amor propio. De la mano de Dios, una buena actitud y mucha fe saldrás de esta prueba. Sigue con tu vida luchando con coraje, esperanza y valentía».

Es importante que te realices un chequeo médico preventivo, por lo menos, una vez al año. Puedes solicitar tu cita en www.mibluemedical.com

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.