Asma, causas y síntomas

El asma es una afección en la que las vías respiratorias se estrechan e hinchan lo que puede producir mayor mucosidad.

Este hecho puede dificultar tu respiración y provocarte tos, un silbido al exhalar y falta de aire.

Para algunas personas el asma es una molestia menor. Sin embargo, para otras puede ser un problema que interfiere en sus actividades cotidianas y que puede producir ataques de asma que ponen en riesgo su vida ¿cuál ha sido tu caso?  

El asma es una enfermedad grave que afecta a miles de guatemaltecos. Con un tratamiento adecuado puedes vivir tranquilo, sin que tengas que ir a la sala de emergencias con frecuencia o quedarte en un hospital.

¿Cómo identificas si se trata de asma?

El asma se caracteriza por la inflamación de los bronquios.

Hay tres signos principales que puedes identificar:

Obstrucción de tus vías respiratorias. Cuando respiras como de costumbre, las bandas de músculos alrededor de las vías respiratorias se relajan y el aire se mueve libremente. Pero cuando tienes asma, los músculos se contraen. Es más difícil que pase el aire.

Inflamación. El asma provoca bronquios rojos e hinchados, esta inflamación puede dañar tus pulmones. Tratar esto es clave para controlar el asma a largo plazo.

Irritabilidad de las vías respiratorias. Las personas con asma tienen vías respiratorias sensibles que tienden a reaccionar exageradamente y estrecharse.

Los signos más fáciles que puedes notar es que te falta el aire, dolor u opresión en tu pecho, problemas para dormir causados por falta de aliento, tos o sibilancia al respirar que empeora como un resfriado o gripe.

Algunas personas con asma pueden pasar largos períodos sin tener ningún síntoma. Otros pueden tener problemas todos los días y algunas solo cuando realizan ejercicios o padecen de infecciones virales como los resfriados.

De igual manera, es importante que reconozcan y trates incluso los síntomas leves del asma para ayudarte a prevenir episodios graves y mantener todo bajo un mejor control.

Asiste inmediatamente a tu médico si tienes síntomas que incluyen: 

  • Respiración rápida.
  • Cara, labios o uñas pálidos o azules.
  • La piel alrededor de las costillas se tira hacia adentro cuando inhalas.
  • Dificultad para respirar, caminar o hablar.
  • Síntomas que no mejoran después de tomar medicamentos.
¿Cómo identificas si se trata de asma?

Causas

Cuando tiene asma, tus vías respiratorias reaccionan a las cosas del mundo que te rodea. Los médicos los llaman desencadenantes del asma. Pueden causar síntomas o empeorarlos.

Los desencadenantes comunes incluyen:

  • Infecciones como sinusitis, resfriados y gripe.
  • Alérgenos como polen, moho, caspa de mascotas y ácaros del polvo.
  • Irritantes como olores fuertes de perfumes o soluciones de limpieza.
  • La contaminación del aire.
  • Humo de tabaco.
  • Demasiado ejercicio.
  • Aire frío o cambios en el clima, como la temperatura o la humedad.
  • Emociones fuertes como ansiedad, risa, tristeza o estrés.
  • Medicamentos como la aspirina.
  • Conservantes de alimentos llamados sulfitos, que se encuentran en camarones, encurtidos, cerveza y vino, frutas secas y jugos de limón y lima embotellados.

Aunque no hay forma de prevenir el asma, tú y tu médico pueden diseñar un plan para vivir con la enfermedad y prevenir los ataques de asma.

Por ejemplo, vacúnate contra la influenza y el COVID-19, identifica los desencadenantes de tu asma y evítalos, toma tus medicamentos según las indicaciones, protégete del clima, entre otros.

Mantén tu control médico en Blue Medical

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.